Literatura

Portada de Cartografía del desamor y otros relatos

Cartografía del desamor y otros relatos (Relatos breves, 2009)

“Cartografía del desamor y otros relatos” atesora una galería de personajes que arrastran un megalítico laberinto existencial, describiendo en primera persona el tortuoso camino hacia la gloria y la desesperación: “Redirijo mi mirada hacia ella con la temeridad de quien mira directamente a un eclipse o a los ojos de un peligroso criminal” (La habitación contigua). “Suelo arrastrarme por las habitaciones y llorar sobre álbumes de fotos” (Hoja de reclamaciones). “Me gusta mirarme cuando duermo porque parezco feliz” (Semanario).

Nacho Albert Bordallo no duda en meter el dedo en la llaga y hurgar en los pozos más profundos de sí mismo a la caza de una historia. Este libro es consecuencia de esa búsqueda febril, un volumen de relatos por cuyas páginas fluye a borbotones una literatura embrutecida y visceral, exquisita y conmovedora, donde los adjetivos tienen sexo y las metáforas son hijas ilegítimas del sarcasmo y la ironía. Hoy por hoy su lectura es un privilegio. (José Lobillo)

Portada de Cornamusa

Calendario de amantes y sombras (Relatos breves, 2007)

Hay en este Calendario de amantes y sombras un sesgo de buena literatura que interesa más en cuanto te adentras en ese mundo cerrado y obsesivo que Nacho Albert va ofreciendo al lector como un esquiador en el monte de Venus de una joven primeriza, o enigmática, o de oscuro pasado pero siempre melancólica y sublime.

Hay en este Calendario de amantes y sombras unas fechas significativas que enmarcan las historias como si fuera una exigencia, la exigencia del narrador que a mí personalmente me seduce, que aparte de manejar el lenguaje, de cerrarlo, de no dejar huecos, de saber deslizarse en la corriente alterna, en la economía del verbo y del adjetivo, también subyuga porque atrapa al lector. Debo confesar que la prosa de Albert es magnética y el lector no puede abandonar la lectura.

(Alfredo Taján)

Portada de La progresión del vacío

La progresión del vacío (Poesía, 2004)

Su trayectoria lo delata: Albert Bordallo procede de las trincheras de los premios del ramo, muchos de los cuales ha ganado, participando así de esa poética del ánimo, que lleva a tantos poetas a probar suerte en el cóctel modesto de la poesía de provincias. Bienvenida esa provincianía de la palabra si nos deja libros tan vibrantes como el que comentamos.

“La progresión del vacío”, publicado por Ediciones Vitruvio, es un poemario hondo, maduro, poderoso de símbolos e intenciones. El poeta rebusca en las ondas concéntricas del vacío, en las entretelas del mundo irracional, pero lo hace desde el compromiso vital y existencial. ”La progresión del vacío” es el camino hacia la nada absoluta, una transición entre el dolor y la belleza insondable de la oscuridad.

(Revista Mercurio)

Clara en el espejo y nueve instantáneas

Clara en el espejo y nueve instantáneas (Relatos breves, 2000)

El cuento es un campo de batalla, un lugar en el que la sorpresa del tipo que fuere tiene su asiento con preferencia sobre los otros factores que en él confluyen. El cuento es una propuesta apasionante y Nacho Albert Bordallo se lanza al torbellino de la vida en el juego especular de Clara con el mundo, de la imaginación con la única realidad posible, la del texto.

Luchar con el lenguaje, buscar el camino del estilo es una obligación del autor. No se huye de la tensión que la propia búsqueda impone, ni mucho menos, por el contrario, la exigencia estilística es un imperativo en estas páginas tan elaboradas. Un volumen con profundo significado simbólico, un volumen que acoge el humor, la ironía y la agilidad del pensamiento, un placer en el sentido más amplio.

(Antonio Garrido Moraga)